En pleno invierno la calefacción es necesaria en prácticamente todos los hogares de España, pero estamos hablando de un servicio que no siempre resulta económico. Pero hoy os daremos unas claves para elegir entre calefacción eléctrica o gas. Para escoger se tienen en cuenta factores como el tipo de vivienda, si es unifamiliar o piso; los metros cuadrados, o el año de la construcción. Todos estos aspectos hacen que sea más o menos eficiente y te condicionan a la hora de escoger un u otro sistema, por eso tienes que tener claro las diferencias entre calefacción eléctrica o gas.

Diferencias entre calefacción eléctrica o gas

  • Gas. Si tu vivienda tiene suministro de gas no lo dudes, esta es la calefacción que debes escoger. Tiene un gran rendimiento calorífico, las emisiones de CO2 son escasas y es altamente eficiente. El gas además de servir para calentar con una temperatura estable toda la casa, ofrece agua caliente para toda la vivienda y la posibilidad de regular cada radiador con los grados a los que quieres cada estancia. Tiene ciertos gastos de instalación y mantenimiento, pero a pesar de eso sigue siendo el sistema más económico de los que hay en el mercado. Es perfecto para un piso de unos 100 metros cuadrados en zonas templadas.
  • Eléctrica. Con una calefacción que funcione con electricidad te aseguras un suministro es sencillo e ininterrumpido y no requiere de una gran instalación. Pero su gran desventaja es el elevado precio de la energía, que cada vez es más cara. Pero si te decides por este sistema debes saber que tienes dos posibilidades para instalar en tu vivienda:
    • Acumuladores. Que “cargan” el calor por la noche, cuando el precio de la electricidad es más bajo y lo sueltan gradualmente por el día.
    • Convectores. Recogen el aíre frío y lo calientan, expulsándolo a la habitación. No es de los mejores sistemas de calefacción eléctrica pero puede funcionar bien en espacios pequeños.

Como puedes observar las diferencias entre calefacción eléctrica o gas, cada sistema tiene sus ventajas y desventajas. Ahora es tu turno decidir cuál es la mejor para tu hogar. Si aún tiene dudas entra en nuestra web, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a tomar la decisión.